Por Arsalan Shah

Estamos en medio de un renacimiento psicodélico, con una creciente base de investigación científica y una gran cobertura mediática que atrae mucha atención.

Muchas personas comienzan a creer firmemente que más personas deberían tener acceso a psicodélicos, pero la pregunta es «cómo».

Definiciones básicas de los modelos

En este artículo, revisaremos tres posibles modelos, sin abarcar todas las complejidades y su impacto en diferentes comunidades, pero otorgando una visión general del tema.

1. Despenalización

La despenalización se refiere a la reducción o eliminación de las sanciones penales asociadas a la posesión o uso de una sustancia en particular, en este caso, psicodélicos.

Esto no significa que la sustancia se vuelva legal, sino que las autoridades se centran en tratar la posesión como una infracción civil o un delito menor, a menudo haciendo hincapié en la derivación hacia programas de tratamiento y educación en lugar de la encarcelación.

El objetivo es cambiar el enfoque de la sanción a la reducción de daños y la salud pública.

2. Legalización

La legalización implica el proceso de hacer que una sustancia sea legal para su uso, venta y posesión, sujeta a ciertas regulaciones.

En el contexto de los psicodélicos, la legalización significaría que estas sustancias ya no están prohibidas y las personas pueden utilizarlas dentro de un marco regulador.

La legalización a menudo se asocia con el establecimiento de pautas y restricciones específicas para garantizar la seguridad pública, la calidad del producto y el consumo responsable.

3. Medicalización

La medicalización se refiere a la incorporación de una sustancia o una práctica terapéutica en el ámbito del tratamiento médico formal.

En el caso de los psicodélicos, la medicalización implica utilizar estas sustancias con fines terapéuticos bajo la supervisión de profesionales de la salud.

Este enfoque generalmente incluye una investigación clínica rigurosa, protocolos estandarizados y aprobación regulatoria para garantizar la seguridad y eficacia de las terapias asistidas por psicodélicos.

La medicalización tiene como objetivo aprovechar el potencial terapéutico de los psicodélicos en el tratamiento de trastornos de salud mental.

Impactos de los 3 modelos para los psicodélicos

1. Acceso y disponibilidad

Despenalización: Busca reducir las consecuencias legales de poseer pequeñas cantidades de psicodélicos. Si bien puede disminuir el temor a las represalias legales, el acceso sigue siendo limitado a un contexto no comercial, generalmente centrado en el uso personal.

Legalización: Abre la puerta a mercados regulados, haciendo que los psicodélicos estén más ampliamente disponibles. Las personas pueden comprar estas sustancias a proveedores con licencia, y el mercado está sujeto a supervisión gubernamental.

Medicalización: El acceso a psicodélicos es principalmente a través de profesionales de la salud en entornos medicalizados. Los pacientes pueden necesitar cumplir con criterios específicos o tener un trastorno de salud mental diagnosticado para acceder a terapias psicodélicas.

2. Asequibilidad

Despenalización: La asequibilidad puede verse influenciada por las consecuencias legales, pero el costo no se aborda directamente. Los usuarios aún pueden enfrentar barreras financieras para acceder a tratamiento o terapia. La pérdida de posibles ingresos fiscales podría llevar a menos recursos.

Legalización: El costo puede variar según el marco regulatorio y la fiscalidad. Existe el potencial de precios impulsados por el lucro, y la asequibilidad podría ser una preocupación para algunas personas.

Medicalización: La asequibilidad es un desafío potencial, ya que las terapias psicodélicas pueden implicar a profesionales de la salud y entornos terapéuticos. La cobertura del seguro a menudo es incierta, y los costos directos pueden ser una barrera.

3. Seguridad y control de calidad

Despenalización: El control de calidad no se aborda directamente, lo que podría generar preocupaciones de seguridad, ya que no hay regulaciones que garanticen la pureza de las sustancias.

Legalización: La legalización brinda la oportunidad de implementar medidas rigurosas de control de calidad, reduciendo los riesgos asociados con sustancias contaminadas o adulteradas.

Medicalización: La seguridad y el control de calidad son prioritarios en entornos médicos, con protocolos estrictos para garantizar el bienestar de los pacientes que se someten a terapias psicodélicas.

4. Consideraciones culturales y espirituales

Despenalización: Permite el uso personal y cultural sin consecuencias legales, reconociendo la importancia cultural y espiritual de los psicodélicos.

Legalización: La comercialización de psicodélicos puede entrar en conflicto con prácticas culturales o espirituales, lo que podría generar preocupaciones sobre la comercialización de sustancias sagradas.

Medicalización: Se centra en los aspectos terapéuticos y clínicos, potencialmente pasando por alto las dimensiones culturales y espirituales del uso de psicodélicos.

5. Investigación y comprendimiento científico

Despenalización: No contribuye necesariamente directamente a la investigación científica, pero podría fomentar indirectamente debates abiertos y conciencia pública.

Legalización: Puede facilitar la investigación científica al proporcionar marcos legales para estudios controlados, contribuyendo a una mejor comprensión de los efectos y las posibles aplicaciones de los psicodélicos.

Medicalización: Promueve una investigación científica rigurosa para establecer la eficacia y seguridad de las terapias psicodélicas, contribuyendo a la integración de estos tratamientos en la atención médica convencional.

6. Percepción social y estigma

Despenalización: Busca reducir el estigma al tratar el uso de drogas como un problema de salud pública, lo que podría fomentar conversaciones más abiertas sobre los psicodélicos.

Legalización: Si bien reduce el estigma legal, la comercialización puede introducir nuevos estigmas sociales, especialmente si no está bien regulada o si se perciben estrategias de marketing como explotadoras.

Medicalización: Cambia la percepción de los psicodélicos como herramientas terapéuticas legítimas, lo que podría reducir el estigma asociado con su uso en el tratamiento de la salud mental.

En esta discusión, es crucial reconocer los impactos multifacéticos y participar en conversaciones informadas sobre las complejidades.

A medida que los psicodélicos continúan encontrando su lugar en la atención médica y la cultura, el equilibrio entre la accesibilidad, la seguridad y las consideraciones culturales dará forma a la trayectoria de este renacimiento psicodélico.

Recomendamos

Escribe un Comentario